Cumbre de las Américas: origen, objetivos y controversia por los invitados a participar

El éxito del encuentro está en riesgo por la amenaza de que varios líderes de la región no asistirán si Estados Unidos excluye a Cuba, Nicaragua y Venezuela

María Luisa Arredondo
jueves 09 junio 2022 17:41
Varias naciones no asistirían a la Cumbre de las Américas si EE. UU. "excluye" países

Este año, Estados Unidos será sede de la Novena Cumbre de las Américas que tendrá lugar en Los Ángeles, California, del 6 al 10 de junio, bajo el lema “Construyendo un futuro sostenible, resiliente y equitativo” para esta región.

El propósito de la cumbre es reunir a los jefes de Estado y de gobierno del continente para analizar y discutir los problemas, desafíos y oportunidades que presenta la región y encontrar soluciones conjuntas para mejorar la calidad de vida de todos los habitantes.

Se eligió como sede a la ciudad de Los Ángeles porque es la que alberga la mayor comunidad latina en Estados Unidos. La metrópoli cuenta con lazos gubernamentales, empresariales y personales en toda América y con la red consular más grande del mundo. Es también ejemplo de la diversidad que caracteriza a Estados Unidos, pues tiene una población que representa a 140 países. En la ciudad se hablan 224 idiomas.

Como anfitrión de la novena cumbre, el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, ha establecido que este año buscará trabajar con los líderes del continente sobre cómo mejorar la respuesta y la resiliencia ante la pandemia, fomentar la recuperación ecológica y equitativa, construir democracias fuertes e inclusivas y abordar las causas fundamentales de la migración irregular.

Además de la Cumbre de Líderes, Estados Unidos anunció que organizará otros tres foros oficiales de partes interesadas: el Noveno Foro de la Sociedad Civil, el Sexto Foro de Jóvenes de las Américas y la Cuarta Cumbre de CEO de las Américas.

Origen de la polémica

Sin embargo, el éxito del encuentro se ha puesto en riesgo debido a la gran controversia que se ha generado en torno a los invitados.

Todo comenzó cuando, a principios de mayo, Brian Nichols, encargado de Biden para manejar las relaciones de Estados Unidos con América Latina informó que la Casa Blanca se abstendría de invitar a Cuba,Nicaragua y Venezuela debido a que sus gobiernos no son democráticos. Esta es una condición para asistir a la cumbre, de acuerdo con su carta constitutiva.

“En un momento clave en nuestro hemisferio, un momento en que estamos enfrentando muchos retos para la democracia y los países Cuba, Nicaragua y el gobierno de Maduro (Venezuela) no respetan la carta democrática de las Américas, y, por lo tanto, no espero su presencia”, dijo a varios medios de prensa en Estados Unidos.

La reacción no se hizo esperar. El primero en señalar su molestia fue el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien durante una de sus conferencias mañaneras manifestó que no iría a la cumbre si Estados Unidos excluía a varios países de la región.

“Si no se invita a todos, va a ir una representación del gobierno de México, pero no iría yo. Me representaría el canciller Marcelo Ebrard”, afirmó López Obrador.

Las declaraciones del mandatario mexicano han encontrado eco en varios líderes de la región. El presidente de Bolivia, Luis Arce, manifestó que tampoco irá si hay exclusiones. Por su parte, el mandatario de Guatemala, Alejandro Giammattei y el de Nicaragua, Daniel Ortega, han asegurado que no asistirán.

Los 15 países que pertenecen al Caricom (Comunidad del Caribe) han expresado también su rechazo a la posibilidad de que no se invite a todos, pero no han anunciado si su asistencia estará condicionada.

De manera similar, los presidentes de Argentina, Alberto Fernández; de Honduras, Xiomara Castro, y de Chile, Gabriel Boric han exigido que no se deje de lado a nadie.

Biden, en jaque

Estas muestras de inconformidad han puesto en jaque a la administración Biden que ya de por sí enfrenta graves problemas internos debido a la inflación y escasez de insumos exacerbada por la invasión de Rusia a Ucrania. Hasta el momento, la Casa Blanca no ha dado a conocer cuál será la lista definitiva de invitados, pero ha trascendido que podría suavizar su postura con respecto a Cuba.

Basado en una noticia divulgada por la agencia AP, el senador republicano de Florida, Marco Rubio, dijo que Biden piensa invitar a Cuba para evitar el boicot contra la cumbre que han emprendido varios gobiernos encabezados por el de México.

Cabe destacar que Cuba acudió ya en dos ocasiones a la Cumbre de las Américas. La primera fue en 2015 en la ciudad de Panamá, donde tuvo lugar el primer encuentro histórico entre los entonces presidentes Barack Obama, de Estados Unidos, y el cubano Raúl Castro. En abril de 2018, Donald Trump también invitó a los cubanos, a pesar de sus graves e irreconciliables diferencias con el régimen de la isla.

En este contexto, para La Habana, la posible exclusión de la cumbre que se efectuará en Los Ángeles representaría un grave retroceso.

Hace unos días, el presidente Miguel Díaz-Canel retó a Biden en un tuit en el que dice: “Quien asume el compromiso de acoger una reunión hemisférica debe tener la capacidad y la valentía de escuchar a todos, desde el Ártico hasta la Patagonia. Se descalifica para servir de anfitrión al país incapaz de dar cabida a todos”.

Historia e integrantes

De acuerdo con los estatutos de la cumbre, los participantes son los jefes de Estado y de gobierno de los 35 países que integran el continente.

Otros participantes incluyen a los directores de los 12 organismos que integran el Grupo de Trabajo Conjunto de las Cumbres, entre ellos la OEA (Organización de Estados Americanos), el BID (Banco Interamericano de Desarrollo), la CEPAL (Comisión Económica de Naciones Unidas para América Latina y el Caribe), la OPS (Organización Panamericana de la Salud) y el BM (Banco Mundial).

La primera asamblea oficial de esta cumbre se llevó a cabo en 1994 en Miami, Florida, cuando era presidente de Estados Unidos Bill Clinton. Pero previamente se efectuaron otros dos foros: uno en 1956 en Panamá y otro en 1976 en Punta del Este, Uruguay.

Esos foros tenían como objetivo fortalecer a la OEA (Organización de Estados Americanos) como la principal fuerza orientadora para el desarrollo económico y social de la región. Fue así como se llegó al acuerdo de crear el BID (Banco Interamericano de Desarrollo).

Lista de las cumbres anteriores

Primera: Miami, Florida, 1994.

Segunda:. Santiago de Chile, 1998

Tercera: Quebec, Canadá, 2001.

Reunión extraordinaria: Monterrey, México, 2004.

Cuarta: Mar del Plata, Argentina, 2005.

Quinta: Puerto España, Trinidad y Tobago, 2009.

Sexta: Cartagena, Colombia, 2012.

Séptima: Panamá, 2015.

Octava: Perú, 2018.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Register for free to continue reading

Registration is a free and easy way to support our truly independent journalism

By registering, you will also enjoy limited access to Premium articles, exclusive newsletters, commenting, and virtual events with our leading journalists

Already have an account? sign in

By clicking ‘Register’ you confirm that your data has been entered correctly and you have read and agree to our Terms of use, Cookie policy and Privacy notice.

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy policy and Terms of service apply.

Thank you for registering

Please refresh the page or navigate to another page on the site to be automatically logged inPlease refresh your browser to be logged in